Cita previa: 661 317 558 Horario: Lunes a Viernes de 9.00 a 20.00 hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

¿Prefieres saber o no saber qué te pasa?

Si la repuesta es -sí; entonces es muy posible que seas un paciente Autocontrolado, y por eso estás navegando por mi Blog.

Pero si tu respuestas fuera – no; o conoces a alguien que diría, no, entonces hablamos de una paciente Evitador o Negador. ¿Que, qué son? Te lo explico a continuación.

En oncología podemos clasificar a los pacientes en dos grandes grupos principales: Los Evitadores y los Autocontrolados, en función al grado de información que desean conocer.

Esto suele variar enormemente de un paciente a otro. Desde pacientes que no desean conocer nada en absoluto referente al diagnóstico, ni tratamientos a seguir; a pacientes que desean saber el diagnóstico y tratamiento pero no es pronóstico, por ejemplo. Como ves, cada personas, es un mundo y va procesando la información a su ritmo.

1. Evitadores o Negadores

Así por un lado, tenemos los pacientes que no desean ser informados de su diagnóstico, ni saber nada de su enfermedad. Que niegan parcial o totalmente la presencia de la enfermedad.

En realidad, de entrada, evalúan la situación como una gran amenaza y por tanto, utilizan la negación como estrategia de afrontamiento, para adaptarse y mitigar las alteraciones emocionales que provocaría un afrontamiento directo. Suele ser una posición habitual entre los pacientes de mayor edad y nivel cultural bajo.

Cuando detectes que el paciente no desea saber, hay que respetar esa opción siempre que no interfiera en la adherencia la tratamiento médico. Tiene derecho a saber, pero también a no saber. No olvides que de hecho, esto está legalmente regulado.

Se plantea que las personas que no desean recibir información, pero que por un motivo u otro la obtienen, serán capaces de regularla y filtrarla reinterpretando esa información, o simplemente usando nuevas estrategias de afrontamiento como la negación, minimización y la evitación, ayudándole a reducir las alteraciones de ansiedad y estados emocionales negativos que aparezcan.

2. Autocontrolados

Por otro lado, están aquellos pacientes que desean y necesitan la información completa. Evalúan la enfermedad como un reto, anotando un espíritu de lucha como mecanismo de afrontamiento, que les permite reducir la ansiedad y depresión.

Necesitan conocer con detalle los aspectos se su enfermedad y de su tratamiento, lo que les permite mantener una cierta percepción de control. Es más habitual esta posición en pacientes jóvenes o de nivel cultural medio alto.

Las personas que desean recibir información y encuentran dificultad para obtenerla, pueden llegar a experimentar altos niveles de ansiedad.

Pero, ¡cuidado!

Aunque la negación puede ser un mecanismo de afrontamiento habitual, necesario y muy adaptativo, cuando se prolonga demasiado en el tiempo o es muy intenso, empezará a generar problemas. También el exceso de información, puede generar graves desajustes en el paciente. Saber sobre qué informar en cada momento del proceso es fundamental. Si quieres informar al ritmo adecuado a tus pacientes, o saber sobre qué debes informarte en cada etapa, has clic aquí.

Como ves y te digo siempre, cada personas es un mundo. Respetar sus necesidades a la hora de ir recibiendo la información, será fundamental para favorecer su adaptación al proceso oncológico que ahora se les presenta. Tendrán tiempo de preguntar e ir buscando información, no te apures en querer que lo sepan absolutamente todo desde el principio.

Psicooncóloga.

¡Recupera la sonrisa!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Share This