(+34) 661 317 558 - Abierto de Lunes a Viernes de 9.00 a 20.00 - hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

Dirige tus preguntas al profesional correcto y tendrás toda la información que necesitas

“Me preocupa cómo voy a afrontar los dolores de espalda que tengo después de la operación, este malestar que siento constantemente y sobre todo, cómo voy a hacer ahora para pagar el colegio de mi hijo si me he quedado sin trabajo por culpa de este maldito cáncer. A mi médico no parece importarle mucho más que estas dichosas células.. como si fuera tan fácil…”
Existe la tendencia a pensar que el oncólogo es la única persona encargada de cuidarnos, advertirnos de todos los peligros y salvarnos cada vez que sea necesario. Y aunque estoy de acuerdo con la idea de que siento amables y cercanos los resultados son mejores, la realidad es que tras él debe existir todo un equipo de sanitarios que apoyan la información y acción que éste desempeña para dar una atención verdaderamente integral a la persona afectada de cáncer.

¿Sobre qué es conveniente que hable con cada profesional?

Recuerda que el 60% de la información que nos dan en consulta tendemos a olvidarla, por lo que anotar lo más importante será clave. Aquí van los profesionales más habituales con los que te vas a encontrar y la información principal sobre la que sería conveniente preguntarles. Sobra decir, que puedes siempre preguntar lo que necesites a cada uno de ellos sin tapujos y te remitirán al compañero adecuado cuando no sepan darte la información que necesitas:

Médicos

Les puedes consultar los planes de tratamiento y pronóstico, cada cuánto debes realizar las visitas para las revisiones, ingresos, medicamentos y dosis que debes tomar, resultados sobre las pruebas, la efectividad del tratamiento, cuáles pueden ser los efectos secundarios.

Concretamente, el cirujano se va a centrar más en cómo realizará la cirugía. Y el oncólogo en los planes de tratamiento y seguimientos.

Enfermeros

No sólo son los encargados de curarnos tras las cirugías, además nos puedes aclarar algunos resultados. Pero sobre todo, donde bajo mi punto de vista son tremendamente útiles y muy bueno es dando consejos sobre nutrición, control de efectos secundarios, ejercicios de rehabilitación, etc.

Trabajadores Sociales

Ayudan en el manejo de las familias y sus problemas emocionales. Además, son un gran apoyo informando sobre cómo ingresar, cómo conseguir ayudas económicas o apoyo social.

Quizás este profesional te sorprenda en el equipo, pero aunque hay centros donde se “olvidan” de ellos, debo decir que son muy útiles. Piensa en una mujer que trabajaba para un ayuntamiento de asistente geriátrica casa por casa. Tras un cáncer de mama, la secuela es un linfedema (inflamación del brazo) que le impide realizar su labor, por lo que pierde el trabajo. Pues bien, los trabajadores sociales son los encargados en este momento de orientarla. Y por experiencia puedo decir que esta situación lamentablemente se da mucho.

Psicólogos (psicooncologos, preferiblemente)

Servimos principalmente para informarte sobre cómo afrontar la enfermedad y los tratamientos de forma adaptativa, ayudarte a manejarte emocionalmente, a comunicarte mejor, a expresarte mejor, en definitiva a tener mejor calidad de vida a lo largo de todo el proceso oncológico sea cual sea la fase en la que te encuentres. Se trata de disminuir el impacto y aumentar la calidad de vida.

Facilitamos además aclaraciones sobre algunos conceptos, tratamientos y secuelas o efectos secundarios. También trabajamos con los familiares y el resto del equipo sanitario.

Fisioterapeutas

Son los encargados de enseñarte ejercicios de rehabilitación de aquellas zonas del cuerpo que hayan podido quedar afectadas como consecuencia de los tratamientos o cirugías.

Por ejemplo: la misma señora de antes con linfedema, debería ser tratada por un fisio para aliviar y promover el drenaje de la hinchazón del brazo afectado y también las contracturas que se pueden sufrir tras una mastectomía radical (retirada completa de la mama).

Radiólogos

Realizar pruebas diagnósticas y de seguimiento. Informan sobre cuestiones relacionas con las pruebas, medidas y pasos a seguir. En teoría no deberían informar sobre resultados.
Por lo tanto, lo ideal es poder contactar con cada uno de ellos durante todo el proceso para poder tener un verdadero conocimiento sobre la situación y apoyo que te premitirán reducir el impacto que el diagnóstico de cáncer, las revisiones, etc.

En el caso de la Psicooncología, dos son los momentos en los que te aconsejo que consultes con un profesional y son:

  • 1. Cuando las emociones que sientas son demasiado intensas.
  • 2. Cuando esas malas emociones duren demasiado en el tiempo.

En comparación a como has reaccionado a otras adversidades de tu vida sabrás si es demasiado tiempo o demasiado intenso lo que sientes.

La segunda recomendación, es que siempre que puedas aclares conceptos y sentimientos con un psicooncólogo/a. Llevar todo el proceso bien asesorado y apoyado hará la cuenta arriba mucho menos pendiente desde el primero momento. Recuerda, “somos los guardianes de tus miedos”, déjanoslos aquí que los cuidaremos bien y sigue disfrutando de tu vida plenamente.
Psiconcóloga

¡Recupera la sonrisa!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Tengo las soluciones que buscas
Share This