CERRADO POR VACACIONES. Vuelvo el 10 de Octubre en el horario habitual (L-V 9 a 20) hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

“Está en tus manos, enséñaselos a tu médico”

Éste es el lema bajo el que la Asociación de Adolescentes y Adultos jóvenes con cáncer (AAA), presentó esta genial campaña en pro de la concienciación sobre un cáncer que afecta a hombres jóvenes y sobre el que poca “publicidad” se hace, míralo aquí. 

¿Sabías qué…

… el cáncer testicular afecta a 450 hombres de entre 15 y 45 años en España cada año?
… se detectan 49.000 nuevos casos en el mundo cada año?
… que más de la mitad de los casos se detecta entre jóvenes de entre 20 y 35 años?
… es un cáncer que aparece en la raza caucásica (“blanca”), no así en asiáticos u hombres de color?
… que si se detecta a tiempo el 95% se curan?

Factores de riesgo

No se conocen las causas del cáncer de testículo, sin embargo se conocen algunos factores que aumentan la probabilidad de desarrollarlo.
·         Un testículo que no ha descendido desde la cavidad abdominal al escroto durante la lactancia (Criptorquidia).
·         Un desarrollo anormal de los testículos.
·         Antecedentes familiares de cáncer de testículo.
·         Antecedentes personales de cáncer de testículo. Las personas que ya han padecido un cáncer de testículo tienen un riesgo más elevado (2%) de tener un cáncer en el testículo contralateral.
·         Algunas enfermedades, como por ejemplo una enfermedad de los cromosomas denominada Síndrome de Klinefelter.
Tener alguno de estos factores de riesgo no significa que vallas a desarrollar la enfermedad, simplemente que debes tener más cuidado y estar atento.

 Síntomas

La gran mayoría de los casos de cáncer de testículos son detectados por el propio paciente.
No produce síntomas generales que puedan hacer sospechar de un problema médico, como fiebre o dolor.
Es importante acudir al médico si observas:
·         Bulto no doloroso o inflamación en alguno de los testículos
·         Cualquier cambio de forma o tamaño.
·         Sensación de pesadez en el escroto.
·         Dolor en el abdomen bajo o en la ingle.
·         Acumulación de líquido en el escroto.
·         Dolor o molestia en un testículo o en el escroto.
Recuerda que estos síntomas también pueden aparecer asociados a enfermedades benignas. Cualquiera de éstos síntomas deberían ser consultados con el médico, a ser posible el urólogo, aunque en sí mismos no son un signo seguro de cáncer.
Antes de asumir que tienes una enfermedad grave, espera a conocer el resultado de las pruebas.

 Lee aquí más información sobre el cáncer de testículos

Ariadna González
Psicooncóloga

¡Coge las riendas!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Tengo las soluciones que buscas
Share This