Cita previa: 661 317 558 Horario: Lunes a Viernes de 9.00 a 20.00 hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

La pregunta del millón

 

Es espectacular la cantidad de intrusismo profesional en lo que se refiere al mundo de la salud. Y más cuando hablamos de cáncer. Por eso hoy, quiero aclararte para que servimos y no servimos los Psicólogos.

Por favor, que los momentos de mayor desesperación no te lleven a ponerte en manos de personas irresponsables que te venden humo y ponen en riesgo tu salud.

Como sabes la salud tiene una parte emocional y otra física. Pues bien te adelanto, que somos nosotros los Psicólogos los encargados de la prima. Rechaza imitaciones.

 

Para esto no servimos, no te equivoques

 

Los psicólogo no servimos para aliviarte según entras por la puerta. No servimos para hacer desaparecer tu malestar de meses o años con un “pluf” en  tan solo una hora, en una única sesión. No servimos para venderte soluciones mágicas e instantáneas que lo resolverán todo sin más.

Si acudes con estas ideas a un psicólogo, saldrás muy decepcionado de tu visita. Los magos, son los del edificio del fondo.

Así que si eres de los que cree que el malestar que llevas cosechando siglos, y al que dedicas 23 de cada 24 horas que vives, debe desaparecer de repente, sin esfuerzo ni comprensión, necesitas saber que esto no de es ahora para después, pero también que necesitamos mucho menos tiempo del que crees para solucionarlo.

 

Para esto SÍ servimos, aprovéchanos

 

Un psicólogo es una persona especializada que te va a apoyar, te va a guiar, te va a ayudar a aprender a gestionar estas emociones y situaciones negativas que te atormentan, que te atrapan y te descolocan.

Para que seas tú, sólo tú, el dueño de tu destino, de tu futuro. Lo serás aprendiendo del pasado en tu presente, para mejorar lo que viene, para mejorarte a tí mismo y aprender a ser más resolutivo, a crecer, a estar centrado en cada momento, a ser fuerte y estar bien armado ante la vida para recibirla con garra.

Las soluciones que te proponemos se basan en la ciencia, en la eficacia y la perseverancia. Una vez empiezan a aparece los efectos, se mantiene a muy largo plazo para que aprendas a ser feliz cada día.

Imagina que siempre vas por ejemplo a casa por el mismo camino y que éste, está lleno de unas hierbas altas que te llegan a la cintura. Después de años transitando el mismo camino una y otra vez, habrás escachado con tus pasos la hierba y marcado un camino de tierra, ¿verdad?

Pues bien, nosotros nos encargamos de que aprendas a darte cuenta cuando te metes en este caminito y te ayudamos a generar uno nuevo.

Al principio puede ser un poco engorroso, toca segar hierba y volver a escachar para crear un camino alternativo que de verdad te lleve donde quieres. Supone esfuerzo, sobre todo al principio, pero luego, caminarás libre, caminarás fuerte, irás donde quieras y eso, hará que merezca la pena.

 

El plus que tenemos los PsicoOncólogos

 

Además de todo esto, los Psicooncólogos, somos psicólogos  sanitarios especializados en apoyar, orientar y solucionar todos los problemas psicológicos, emocionales y de afrontamiento que se generan ante el cáncer. Estamos realmente preparados para comprender la profundidad y todos los matices del impacto de esta enfermedad durante todo el proceso

Te dotamos de herramientas con base científica para afrontar como necesitas esta durísima enfermedad. Una de las que emocionalmente genera un mayor impacto negativo.

Trabajamos tanto con la persona afectada como con su familia y entorno. Además de con el equipo sanitario.

Somos los encargados de enseñarte a vaciar el malestar, de generar el camino hacia tu felicidad, de ayudarte a crecer… Básicamente, (y perdóname la expresión), somos los encargados de enseñarte cómo puedes convertir esta mierda en abono. Somos los encargados de amortiguar el malestar propio de este proceso vital.

La realidad es que el cáncer trae muchas emociones negativas, problemas de comunicación, miedos, pero con nosotros al lado, todo esto dejará de limitarte. 

Mi compromiso como psicóloga

 

No estoy para juzgarte, mandarte o criticarte. Estoy para arroparte, entender como ves el mundo, pero desde tus ojos, no desde los míos. No tienes que saberlo todo, nadie te ha preparado para afrontar algo así, todavía.

No te vas a exponer más de lo que quieras, ni se van a tocar temas que no quieras tocar. Tu intimidad está a salvo conmigo y siempre la usaré en tu beneficio. Te trataré con cariño y respeto y siempre, siempre, siempre velaré por tu felicidad.

Podrás contarme todo lo que no puedes o no quiere contar fuera, protegeré lo que compartas conmigo sobre todas las cosas. Y hagas lo que hagas, decidas lo que decidas, siempre contarás conmigo.

¿Hablamos?

 

Ariadna González
Psicóloga Sanitaria y Psicooncóloga

¡Coge las riendas!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Share This