Cita previa: 661 317 558 Horario: Lunes a Viernes de 9.00 a 20.00 hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

Si el cuidado de la piel es una tarea primordial en el día a día, éste se convierte en uno de los aspectos fundamentales y durante los tratamientos oncológicos.

A lo largo de esta etapa, la piel sufre gran parte de los efectos secundarios de los tratamientos, y se producen en ella una serie de fenómenos ante los que hay que prestar especial atención para paliar sus efectos.

 La piel suele volverse más sensible. Puede empezar a reaccionar  a productos que nunca antes habían producido respuestas adversas. Los productos cosméticos, geles, jabones, perfumes, pueden empezar a provocar nuevas alergias, debido fundamentalmente a los compuestos: como conservantes  sintéticos,  colorantes sintéticos y otros componentes derivados del petróleo. Por eso, es un buen momento para cambiar los hábitos de uso y decantarse por productos naturales que excluyen estas sustancias en su composición.

 

Consejos básicos para problemas frecuentes:

Conviene seguir algunas pautas generales para el cuidado de la piel:
  • Dúchate con agua templada y usa jabones muy suaves.
  • Para secarte, mejor hazlo dándote ligeros toques o golpecitos con la toalla.
  • No frotes ni rasques tu piel de forma enérgica.
  • No uses productos exfoliantes: pueden irritar tu piel.
Puede haber problemas de hiperpigmentación(exceso de color en algunas zonas) debido a la composición de algunos de los medicamentos que suelen usarse, por lo que se recomienda:
  •  Evita exponerte al sol en las horas centrales del día.
  •  Usa SIEMPRE protección solar alta: aunque esté nublado, el sol sigue ahí.
  • No uses cremas despigmentantes (ahora son muy agresivas para la piel)

La sequedad de la piel, es uno de los efectos más habituales. Puede ayudar a que la piel esté más sensible. Lo que hace imprescindible la hidratación:

  • Bebe agua en abundancia y usa generosamente cremas hidratantes naturales (en las zonas directamente radiadas, consulta a tu equipo médico)
Respecto a los cuidados de la piel de la cara:
  • Límpiate la cara dos veces al día: por la mañana y por la noche. Así te aseguras eliminar las impurezas y los restos de la contaminación y maquillaje.
  • Hazlo con productos específicos suaves, y nunca exfolies la piel. No es recomendable hacerte limpiezas de cutis.
  •  Es imprescindible que la hidrates generosamente

Finalmente para ellas: a la hora de maquillarte, no olvides que para verte bien, es necesario que quieras verte bien. Por eso, tu actitud y predisposición son importantes: tómate un rato, hazlo con tranquilidad y disfruta del momento. Si quieres, ponte una música que te guste y… ¡a ponernos guapas! Pero no olvides que debes poner especial cuidado en las medidas de higiene, para ello:

  •  Lávate bien las manos antes de empezar a maquillarte.
  • No compartas los cosméticos ni sus aplicadores.
  • Usa discos de algodón desechables.
  • Cierra bien todos los botes.
amimarte.com
Estética Oncológica.

¡Recupera la sonrisa!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Share This