Cita previa: 661 317 558. Abierto de Lunes a Viernes de 9.00 a 20.00. hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

 

El cáncer de cuello de cérvix o cuello de útero es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma.

 

Hoy, 26 de marzo, es el día Mundial Contra el cáncer de cuello uterino, o cérvix.   Este cáncer el segundo cáncer más frecuente en mujeres después del de mama en el mundo  y el quinto de todos los cánceres.

Aproximadamente el 47% de las mujeres con carcinoma invasivo de cérvix se diagnostica antes de los 35 años por su relación con el Virus del Papiloma Humano, que se transmite durante las relaciones sexuales y que afecta al menos al 80% de la población sexualmente activa.

 

Síntomas, qué debo observar

“Las lesiones precancerosas del cérvix así como las fases más tempranas del cáncer, generalmente, no causan ningún síntoma.

 

Sólo se detectan si la mujer acude regularmente a su ginecólogo y se realiza un estudio específico para detectar dichas lesiones (test de Papanicolau).

Cuando el tumor está más avanzado, los síntomas que con mayor frecuencia aparecen son los siguientes:

  • Hemorragia vaginal anormal: esta hemorragia aparece entre reglas o tras las relaciones sexuales. En mujeres menopáusicas cualquier sangrado vaginal debe ser consultado con el ginecólogo.
  • El dolor o las molestias durante las relaciones sexuales indican la existencia de problemas que deben ser consultados.

Estos síntomas también pueden ser debidos a enfermedades benignas. Sin embargo, si aprecias cualquiera de ellos es importante que acudas al especialista para el diagnóstico y tratamiento de su causa.

Antes de asumir que tienes una enfermedad grave, espera a conocer el resultado de las pruebas” – Asociación Española Contra el Cáncer, AECC.

 

Psicooncóloga
 

¡Recupera la sonrisa!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Share This