(+34) 661 317 558 - Abierto de Lunes a Viernes de 9.00 a 20.00 - hola@ariadnagonzalezpsicologa.com

Algunas cosas que debes saber de su funcionamiento normal antes de ir al hospital:

“El paso a la mesa quirúrgica siempre es un momento que asusta, una especie de “alea jacta est”, se ven allí ( o nos vemos, que ya he pasado por ello) desnudos, con un camisón de papel que apenas tapa lo que tiene que tapar, rodeados de gente desconocida y a punto de dormirse ( en la mayoría de las ocasiones, ya que son pacientes oncológicos) con un montón de dudas sobre si les dolerá, o si despertarán… y cómo”

A SABER:

  1. Las esperas en el hospital antes de la operación: A los pacientes se les prepara temprano para poder aprovechar los huecos de quirófano. Como por ejemplo, cuando se termina antes de lo previsto y poder así atender al siguiente sin retrasar el resto de operaciones.
  2. Se los prepara a todos a la vez por una cuestión de facilitar la labor de los profesionales, independientemente de su hora programada, la cuál es sólo orientativa.
  3. Que se adelante la operación sólo significa que el quirófano quedó libre antes, no que la gravedad del afectado sea mayor o haya empeorado súbitamente.
  4. Antes de entrar en quirófano, las enfermeras explican al afectado lo que van a hacer, antes, durante y después de la cirugía. La persona está informada de lo que va a suceder en todo momento.
  5. Las familias cuando esperan “se convierten en pacientes”, deben ser informados
  6. Todo el tiempo desde que el familiar entra en quirófano hasta que se reencuentra con sus seres queridos, no está siendo operado. Recuerda que varias de esas horas las pasa en el área de “recuperación”, donde descansa mientras se va pasando la anestesia, etc. Además, antes de la operación el cirujano necesita preparar el espacio, al paciente. Un trabajo bien hecho requiere se meticulosidad por parte del equipo sanitario.
  7. Antes de empezar la cirugía, te van a preguntar algunas cosas básicas como tu nombre, si tienes alergias y demás. No debe ser interpretado como desconocimiento de tu proceso por parte del equipo sanitario. Es algo que les permite conocer tu estado de conciencia y asegurarse de que todo el proceso quirúrgico es correcto.
  8. Cuando el paciente despierta ya sabe que se encontrará rodeados de cables (la mayoría de sueros), que podrá estar un poco aturdido por la anestesia, dónde estará (reanimación), etc. Las enfermeras se lo habrá explicado previamente para que sepa que no hay motivo para “asustarse”.
  9. Así mismo, el paciente sabe que cuando la operación termine el cirujano avisará a la familia de cómo ha ido todo. Por lo que estará tranquilo al saber que todos saben que se encuentra bien y recuperándose.
  10. Si se siente dolor, molestias, ganas de orinar, debe ser comunicado al equipo sanitario de la sala de reanimación. A medida que se sale de la anestesia se puede hablar mejor y ser más consciente del propio cuerpo. “Aguantar estoicamente no es la solución, el personal de sala está ahí para cuidarte”.
Enfermera de quirófano.

¡Recupera la sonrisa!

Siéntete bien, afróntalo con optimismo y vive sin miedo

Tengo las soluciones que buscas
Share This